Cuando estamos en esas tareas de cuidar bebes o niños menores a los dos años, sus necesidades fisiológicas son parte impredecible de su normal comportamiento; por lo que se requiere optar por prendas especiales para estos fines como son los pañales, dado que, por su corta edad y madurez, los infantes no controlan la disposición de entender que sus necesidades pudieran ser realizadas en un sitio especifico. No obstante, en nuestro caso, los infantes han sido objeto del uso de los llamados pañales desechables por diversas opiniones o supuestas comodidades. Sin embargo, debido a que estos son elaborados en materiales que solo buscan la retención de los cuerpos solidos defecados y los líquidos miccionados por el niño, adicionalmente se les colocan ciertas sustancias que resultan alergénicas a la piel del infante, causándoles condiciones cutáneas adversas que; adicionalmente cuando se tarda un cierto tiempo estando en contacto con estos detritos fecales, estas alergias afectan al tejido epidérmico provocando la pañalitis. Por lo que ante esta situación, lo recomendable es el uso de debido a que, son más frescos, no contienen aditivos alergénicos, son reusables, y que además, esta última, repercute directamente en una economía de costes significativa, el virtud a que la posibilidad de irritaciones e menor, puedes lavarlos y por ultimo puede conseguirlos sin muchos problemas de tallas, colores materiales y durabilidad.